El día de las elecciones

Hoy 28 de abril los votos de los ciudadanos decidirán el resultado de las elecciones generales. Estas elecciones ya se habían desmarcado de las anteriores desde que fueron convocadas por Pedro Sánchez y su gabinete de gobierno el 15 de febrero. Unas elecciones convocadas por un gobierno que en junio del año pasado presenta una moción de censura contra el entonces presidente de España Mariano Rajoy y se salda con el cambio de gobierno por el del PSOE.

Mientras tanto, se escuchan voces provenientes de todos los puntos cardinales de España. Gritos que emergen pidiendo soluciones a problemas existentes en el país. Personas que se desplazan a las grandes urbes y alertan sobre ‘la España vacía’, jóvenes que exigen mejores sueldos, familias que reivindican su derecho a la vivienda y vida digna, pensionistas que inundan las calles con carteles donde se lee ‘Menos ladrones y más pensiones’, movimientos ecologistas que no paran de ganar adeptos… Cada mes lamentamos la muerte de una o más mujeres bajo el titular de ‘Nuevo caso de violencia de género’, por no empezar a contar los casos de agresiones sexuales en las calles, centros de enseñanza, espacios de ocio… El año 2018 cerró con un balance de 47 mujeres que habían perdido su vida. Y sí, Cataluña. Una Cataluña que reivindica cambios con energía, que se moviliza y cada vez acapara más la atención de los medios nacionales e internacionales por motivos que ya conocemos.

Pero hoy, 28 de abril, la ciudadanía ha salido a votar. Los medios de comunicación hablan de récords históricos en democracia en índice de participación. En Cataluña, por ejemplo, los últimos datos a las dos de la tarde demuestran una participación del 43% del censo. El 2016, a esa misma hora había votado el 29%. Cataluña se moviliza. España se moviliza.

Aún es muy temprano para hablar de posibles resultados, de hecho, llegar a intuirlo seria muy complicado. En España ha muerto el bipartidismo y cada vez son más los partidos que se amontonan entre ellos para arañar resultados y conseguir más representaciones en el Congreso.

Hoy los ciudadanos han salido a la calle para ejercer su voto. Los motivos para hacerlo son diferentes pero cada persona deposita en un sobre sus convicciones, sus ideales y su futuro. Por muy diferente que estos sean, la única lectura que podríamos ver clara hasta hora es que la población ha salido de sus casas, está participando, se está movilizando. Una población que confía en su voto y en el impacto que puede tener. Yo veo una ciudadanía comprometida, una ciudadanía que pide un cambio, que reclama algo y deposita su confianza en las elecciones para conseguir un objetivo concreto. Los objetivos pueden ser muy diversos, pero el anhelo de cambio es palpable.

Políticos, fijaos bien, el pueblo ya se ha comprometido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s